Los creadores de ‘Goldeneye’ lo confirman: Jugar con Oddjob era hacer trampa

Un par de creadores del videojuego Goldeneye confirmaron que jugar con Oddjob, el esbirro de Goldfinger, era una movida sucia debido a que, por su tamaño, era casi imposible que los explosivos lo alcanzaran.

Karl Hilton, diseñador principal del juego, y Mark Edmonds, programador de movimiento, revelaron en una entrevista con MEL Magazine que jugar con Oddjob era hacer trampa:

Todos pensamos que era una especie de trampa cuando estábamos probando el juego con Oddjob, pero fue muy divertido sacarlo y no hubo ímpetu de ninguno de nosotros para cambiarlo. Claramente se ha convertido en parte de la cultura y el folclore del juego. Noté que jugar GoldenEye con Oddjob fue mencionado en Ready Player One, así que, en última instancia, creo que está bien.

Por su parte, Edmonds reveló que saber que jugar con Oddjob es trampa podría aumentar la competividad entre los amigos que reúnan a jugar ya que todos querrán lograr lo aparentemente imposible: vencer a Oddjob.

El videojuego está inspirado en Goldeneye, la primera cinta en que Pierce Brosnan interpreta a James Bond. Acá te dejamos el tráiler de esa película: