Los teclados del futuro ya están aquí

En el Computex 2018 se han presentado los primeros portátiles que aprovechan la superficie del teclado para introducir una pantalla adicional y completamente configurable.

Gregory Bryant, máximo responsable de la división de ordenadores domésticos de Intel lo tiene claro: “Vamos a empezar a ver pantallas secundarias y otras formas de relacionares con el ordenador, y lo más evidente, vamos a ver productos que no tienen nada que ver con el ordenador tradicional”. 

El directivo alude a un cambio de paradigma en el cual los PC se irán alejando poco a poco del formato que actualmente nos resulta tan familiar.

El futuro es dual

En el mencionado certamen se han presentado equipos que configuran un nuevo formato que llega en varios “sabores”; todos ellos juegan con un elemento común: la pantalla dual. Se trata de equipos que sustituyen el teclado físico por una pantalla, por lo general, e-ink, que va cambiando su disposición en función del uso del momento. 

 

Es decir, si se va a redactar un correo electrónico o un documento, el sistema desplegará un teclado virtual (lógicamente, completamente configurable), pero si nos encontramos en una reunión, esa superficie se convertirá sin que el usuario haga nada en un improvisado bloc de notas.

Queda por ver quién será el primer fabricante que presente una versión comercial de este concepto y se intuye que el primero que podría dar la campanada sería Microsoft, que podría por fin dar forma a su rumoreado “proyecto Andrómeda”. 

Aunque si de lo que se trata es de otorgar las autorías de los pioneros, no se debe olvidar que Apple ha sido la marca que ha integrado, aunque sea una parte, este concepto de teclado versátil con el Touch Bar de su última versión del MacBook Pro, en la que la barra superior va variando su contenido en función de la actividad del usuario.