El papa Francisco exhortó a un compromiso “de toda la comunidad internacional” para ayudar a los migrantes vulnerables y aislados, y así “dar una respuesta concreta y digna a este desafío humanitario“.

 

Para hacer frente y dar respuesta al fenómeno de la migración actual, es necesaria la ayuda de toda la comunidad internacional, puesto que tiene una dimensión transnacional, que supera las posibilidades y los medios de muchos Estados” afirmó el pontífice en un mensaje a los participantes de un coloquio conjunto del Vaticano y México sobre las migraciones internacionales.

Esta cooperación internacional es importante en todas las etapas de la migración, desde el país de origen hasta el destino, como también facilitando el regreso y los tránsitos” subrayó Francisco.

“En cada uno de estos pasos, el migrante es vulnerable, se siente solo y aislado. Tomar conciencia de esto es de importancia capital si se quiere dar una respuesta concreta y digna a este desafío humanitario” agregó el papa argentino.

El pontífice insistió en que “en la cuestión de la migración no están en juego solo “números”, sino “personas”, con su historia, su cultura, sus sentimientos, sus anhelos”.

Para ello, “se necesita un cambio de mentalidad: pasar de considerar al otro como una amenaza a nuestra comodidad a valorarlo como alguien que con su experiencia de vida y sus valores puede aportar mucho y contribuir a la riqueza de nuestra sociedad”. 

El papa recibió en el Vaticano al cardenal español Antonio Cañizares Llovera, arzobispo de Valencia, ciudad donde deben llegar en los próximos días el barco humanitario “Aquarius” y dos navíos italianos con 629 migrantes a bordo. Malta e Italia rehusaron que desembarcaran en sus costas.