Davidovich lanza una plataforma para ayudar a animales abandonados

El tenista malagueño Alejandro Davidovich Fokina ha lanzado la plataforma ‘adoptas.org’, una iniciativa “decidida” a facilitar la búsqueda de nuevos hogares a animales abandonados y a “cambiar la mentalidad” de quienes compran en favor de las adopciones responsables.

Adoptas.org, que ya cuenta con medio centenar de animales registrados procedentes de ciudades tan distantes como Marbella, Valencia o Toledo, permitirá conectar a quienes buscan una mascota con refugios y protectoras de toda España, reseñó EFE

 

El objetivo de este proyecto es aprovechar la visibilidad de la que goza el tenista profesional para colaborar con las protectoras españolas a acelerar el proceso de adopción de los animales que tienen en acogida.

Además de la intermediación entre usuarios y centros, adopta.org contribuirá a la recaudación de fondos, bien sea a través de donaciones, bien a través de patrocinios, ha apuntado el tenista que estos días participa en el Andalucía Open en Marbella (Málaga).

Al mismo tiempo, la iniciativa pretende “sensibilizar y concienciar” a los más jóvenes sobre la importancia de adoptar animales en lugar de comprarlos, ha explicado Davidovich en la rueda de prensa de lanzamiento de la plataforma.

 

En España se abandonan cada año en torno a 300.000 animales de compañía, desde cobayas a hurones, pero sobre todo perros y gatos; y el abandono es, “por desgracia”, un fenómeno en aumento, ha destacado el tenista.

Resulta “absolutamente necesario un cambio de mentalidad”, ha insistido Davidovich, que tiene dos gatos y se declara un amante confeso de los animales, y por este motivo nace adoptas.org “decidida” a favorecer un cambio que revierta esta situación.

Los animales “no son juguetes”, son seres vivos “con sentimientos”, ha recalcado el tenista malagueño, quien se ha mostrado “indignado” ante el abandono y ha insistido en que tener una mascota es una responsabilidad por lo que recomienda “pensarlo dos veces” antes de llevar un animal a casa, concluye.

Fuente: EFE