sábado , 28 noviembre 2020

Estudiantes holandeses construyeron auto eléctrico con material reciclado

Estudiantes holandeses crearon un automóvil eléctrico completamente con desechos, incluidos plásticos extraídos del mar, botellas de PET recicladas y basura doméstica.

El auto de dos plazas de color amarillo brillante, que los estudiantes llamaron “Luca”, puede alcanzar una velocidad de 90 kilómetros por hora y tiene un alcance de 200 kilómetros cuando está totalmente cargado, dijo la Universidad de Eindhoven.

“Este auto es realmente especial porque está hecho completamente de desechos”, dijo la directora del proyecto Lisa van Etten a Reuters.

“Nuestro chasis está hecho de lino y botellas de PET recicladas. Para el interior también utilizamos residuos domésticos sin clasificar”, agregó.

Los plásticos duros normalmente encontrados en televisores, juguetes y electrodomésticos fueron usados para el cuerpo del coche, mientras que los cojines de los asientos están hechos de coco y pelo de caballo.

El automóvil fue diseñado y construido por un grupo de 22 estudiantes en alrededor de 18 meses, dijo Van Etten, como parte de un esfuerzo por demostrar el potencial de los desechos.

“Realmente esperamos que las compañías automotrices comiencen a utilizar materiales de desecho”, dijo Matthijs van Wijk, integrante del equipo de producción.

“Es posible en muchas aplicaciones. Cada vez más empresas utilizan residuos o materiales de origen biológico en el interior. Queremos demostrar que también es posible construir un chasis a partir de ellos”, agregó.