Nadal y su dolor en el pecho: «respirando es como si tuviera una aguja dentro»

Rafa Nadal, que perdió este domingo la final de Indian Wells ante el estadounidense Taylor Fritz, detalló tras el partido los problemas físicos en el pecho que sufrió durante el encuentro y que le impiden respirar con normalidad.

«Todo lo que puedo decir es que respirar es difícil para mí. No sé, cuando intento respirar es doloroso y muy incómodo», explicó a los periodistas.

«No sé si es algo en las costillas, no lo sé aún. Cuando respiro y cuando me muevo es como si tuviera una aguja dentro todo el tiempo. Me hace sentirme un poco mareado porque es doloroso. Es un tipo de dolor que me limita mucho. No es solo por el dolor: no me siento muy bien porque me afecta a mi respiración», agregó.

No obstante, Nadal instó a que la conversación hoy en Indian Wells no gire en torno a él y a sus molestias, sino ante la gran victoria de Fritz por 6-3 y 7-6(5) en dos horas y 6 minutos.

«No es el momento de hablar de esto, honestamente. Incluso si es obvio que no podía hacer las cosas normales hoy. Es una final. Lo intenté. Perdí contra un gran jugador. No es el día de hablar de qué pasa conmigo. Es su día y no necesitamos esconder eso en mis comentarios», dijo.

Los dolores en el pecho de Nadal, que además arrastra molestias en el pie izquierdo, comenzaron el sábado durante su épica semifinal en Indian Wells de más de tres horas ante el también español Carlos Alcaraz.

Ya en la final contra Fritz, Nadal pidió en dos ocasiones la asistencia de los servicios médicos para ayudarle con sus dolores en el pecho y no estuvo cómodo en ningún momento sobre la pista.

«Honestamente, estoy triste porque no fui capaz de competir», indicó.

Esta es la primera derrota del español en 2022 tras una excepcional racha de 20 partidos seguidos ganando y tres trofeos más en su vitrina (Abierto de Australia, Melbourne y Acapulco).

Nadal abandona ahora los torneos de pista dura para centrarse en la temporada de tierra batida, su gran especialidad y que afronta con muchas ganas. «Lo único que me preocupa ahora es qué está pasando ahí (en el pecho), qué tengo que hacer para recuperarme y cuánto va a tardar», dijo.